Your address will show here +12 34 56 78

A.M.O.

Armonización Morfológica Holística

  • Text Hover

¿Qué es y qué me ofrece A.M.O.?

A.M.O. (Armonizzazione Morfologica Olistica o Armonización Morfológica Holística) es una técnica desarrollada por Fosco Matteini que busca recobrar el movimiento perdido y reencontrarnos con nuestra fuerza vital, generadora del movimiento. Propone un proceso que nace y se desenvuelve desde el cuerpo y la palabra, que implica una toma de consciencia, un reconocimiento de uno mismo, una liberación y apertura (tanto física como mental) para vivir en plenitud. Es una manera de relacionarnos con nosotros mismos y con la vida. Es una técnica que nos acerca a la armonización como potencial innato en cada uno de nosotros y nosotras; se basa en el estudio de la forma normal, sana, y considera al ser humano como una totalidad mente-sentimiento-cuerpo. Enriquecida, a su vez, con los descubrimientos de Françoise Mézières sobre las cadenas musculares y las 5 Leyes Biológicas del Dr. Hamer. A.M.O. se practica en sesiones grupales organizadas en ciclos semanales de aproximadamente 10 sesiones o ciclos quincenales de aproximadamente 5 sesiones. También, ocasionalmente, en sesiones individuales, talleres de 1 ó 2 días y en encuentros en la naturaleza.

¿Qué se hace en las sesiones?
Cada sesión de A.M.O. (Armonización Morfológica Holística) se entiende como un viaje cuyo foco u objetivo está orientado a una zona del cuerpo en particular. Dicho viaje comienza, como todo relato, con un Prólogo. El Prólogo es una invitación al momento presente, único momento real en el que toma vida el movimiento, las sensaciones, los sentimientos. Recostados en el suelo se propone dividir la atención en el peso de nuestro cuerpo, en nuestra respiración y en nuestras sensaciones. Una atención dividida es una atención activa; es gracias a ella que conectamos con el momento presente. Para nosotros peso-respiración-sensaciones representan Los 3 Amigos; nada nos piden y siempre están despiertos para darnos todo aquello que necesitemos en el aquí y ahora.

El Prólogo nos prepara para el corazón de la sesión: el Diálogo (diálogo entre nuestro cuerpo y el movimiento), en el que se proponen una serie de movimientos especialmente pensados para que, a la vez que se gana agudeza perceptiva, cuerpo y mente se descubren más flexibles y en armonía. Algunos de estos movimientos son estiramientos muy precisos, otros involucran contracciones con la finalidad de activar musculatura adormecida y otros son simplemente movilizaciones para descubrir si aquello que se quiere mover sabe cómo hacerlo.

Desarrollar un sentido de la propia percepción más agudo nos da la posibilidad de sentir de forma consciente cómo nos desenvolvemos en nuestro día a día. Este hecho nos permitirá darnos cuenta de tensiones musculares y/o emocionales en el mismo momento en el que ocurran junto con el poder de ser capaz de soltarlas evitando molestias y disfrutando de mayores momentos de paz.

Y para finalizar, un momento a modo de Epílogo. Es cuando nos tomamos unos minutos para sentir qué nos deja la sesión, para que emerjan sensaciones y nuevas informaciones sobre nosotros mismos.  Si así lo deseamos, podemos poner palabras a las sensaciones. A veces, este simple hecho da sentido a aquello nuevo que experimentamos.
Más...
Un cambio desde el cuerpo que trasciende los beneficios físicos

Teniendo en cuenta que nuestra manera de relacionarnos con el mundo, con los otros, todas nuestras experiencias, sin excepción, quedan registradas en nuestro cuerpo, incluso las emociones son sentidas en nuestro cuerpo, un acercamiento desde el cuerpo es capaz de desvelar y liberarnos de patrones de comportamiento que han dejado de sernos útiles, a la vez que rigideces en el propio cuerpo que nos limitan.