Curiosidades

¿Siento o percibo?

En el habla cotidiana solemos utilizar las palabras “sentir” y “percibir” como sinónimas pero ,¿qué las diferencia? ¿Qué tiene de distinto la “sensación” de la “percepción”?  

¿Cuándo hablamos de sensación?
 La sensación ocurre cuando los órganos sensoriales de nuestro cuerpo captan información, estímulos, tanto del mundo exterior como de nuestro interior. Esa información viajará por medio de una consecución de neuronas hasta alcanzar el área del cerebro capaz de darle sentido.

Ejemplos de sensación
Nuestro ojo capta ondas luminosas cuya información será transmitida a la corteza visual primaria ubicada en el lóbulo occipital. 

Decimos así que: sentimos el sol en la piel, sentimos frío o calor, sentimos sonidos…

¿Cuándo hablamos de percepción?
La percepción, sin embargo, involucra algo más: nuestra historia, nuestro bagaje de conocimientos y experiencias previas. Es la capacidad que tiene nuestro cerebro de organizar, asimilar y asociar la información que llega de nuestros sentidos y darle significado.

Esta habilidad nos permite reconocer y comprender lo que nos rodea y, según la percepción que tengamos del mundo, nos comportamos, y reaccionamos ante él de una manera u otra.

Ejemplos de percepción
Cuando escuchamos una música que nos trae bonitos recuerdos y, junto a ellos, un estado de alegría. Esa misma canción, para otra persona, podría estar asociada a una época de estrés en su vida y, por lo tanto, evocar un estado de ansiedad. Las dos personas escuchan la misma canción (sienten la misma canción) pero la perciben de forma diferente y reaccionan ante ella, por ende, también de forma diferente.

Decimos así que: percibimos un ambiente tranquilo, nos percibimos en paz, percibimos un espacio amplio…

Más cualidades de la percepción…
Un cualidad interesante de la percepción es la selección. Elegimos, la mayoría de las veces de manera inconsciente, aquella información que captan nuestros sentidos que nos resulta más relevante en cada momento. Nuestra atención se centra en los estímulos que creemos más importantes.

Un ejemplo de selección
Un amigo nos está contando una historia muy interesante mientras caminamos por una zona muy concurrida. Es bastante probable que nuestra atención se centre en su relato e, incluso, dejemos de escuchar los sonidos del murmullo y el tráfico. Sin embargo, si para nosotros fuera muy perturbador el sonido de fondo, entonces la atención pasaría del relato a éste.

También resulta interesante como nuestras expectativas juegan un papel fundamental en cómo percibimos el entorno. Muchas veces vemos lo que queremos ver y escuchamos lo que queremos escuchar. 
 




Gretel de Escalada
Pedagoga Corporal, creadora del Método Grem® y la Biodinámica del Bienestar.

Safe Creative #1701172288546